31-12-2012 | SALTA | AL NORTE PROVINCIAL

Tecpetrol perforará tres pozos

Estarán localizados en las áreas de Campo Durán (Aguaray) y Alto Yariguarenda (Tartagal). Trabajará durante 2013.

Generará mano de obra genuina para gente de la zona
Generará mano de obra genuina para gente de la zona

La UTE Aguarage, operada por la petrolera Tecpetrol e integrada por YPF, Petrobrás, Ledesma y Exxon Mobil, anunció oficialmente el inicio de la perforación de 3 pozos ubicados en sus áreas de Campo Durán en jurisdicción del municipio de Aguaray y en Alto Yariguarenda, otra de las áreas del consorcio y que se ubica al norte de Tartagal, en las serranías al este del paraje Virgen de la Peña.

La noticia es alentadora porque para la zona esos pozos podrán sumar más gas y más petróleo a las alicaídas reservas salteñas, pero, sobre todo, generarán mano de obra genuina para cientos de trabajadores petroleros que se encuentran en condición de desocupados hace prácticamente un año. Medio centenar de empresas de servicios -medianas y pequeñas- y sus trabajadores se preparan para ser parte de estos tres proyectos.

El consorcio que opera en el norte tiene listo un cronograma que incluye recuperar a gente con vasta experiencia, quienes dentro de la misma compañía se encuentran prestando servicios en otras provincias o fuera del país.

La cuenca del NOA es una de las áreas hidrocarburíferas de mayor complejidad de toda América. Las grandes profundidades y las características geológicas requieren de la tecnología más avanzada, de operarios altamente calificados y de millonarias inversiones.

En busca de gas y de petróleo

Walter Méndez, gerente de la UTE Aguarage, y Matías Farina, gerente de perforación y workover de Tecpetrol, fueron los encargados de dar a conocer los tres proyectos de perforación que comenzarán a mediados de enero y que fueron el resultado de la reinterpretación de estudios sísmicos.

Farina explicó que “en el caso de Campo Durán se trata de la perforación de dos pozos de 4.000 metros de profundidad denominados CD 1007 y 1008, respectivamente; uno de ellos vertical y el otro dirigido o inclinado unos 20 grados, que permite llegar mejor al objetivo.

En el caso del pozo de Alto Yariguarenda se trata de una perforación de 2.000 metros horizontal. La planificación horizontal tiene el objetivo de atravesar varias capas posibles para capturar la mayor cantidad de hidrocarburo. La diferencia entre el proyecto Campo Durán y Alto Yariguarenda en cuanto a metros de profundidad obedece a que en la primera perforación vamos en la búsqueda de hidrocarburos en la formación (geológica) Tupambí, mientras que en Yariguarenda lo haremos en San Telmo y Las Peñas, que se ubican en niveles superiores”.

En Campo Durán y en Madrejones, área vecina ubicada casi en el límite con Bolivia, Tecpetrol opera antiguos campos que comenzaron a producir en la década del '50 y que impulsaron que en aquellos años se construyera la Refinería de Campo Durán. En la actualidad, y a pesar de la madurez del campo, la producción de gas es de 1 millón de metros cúbicos diarios. Las expectativas son aún mayores y por eso, a menos de 600 metros de distancia de los pozos productores, encararán las dos nuevas perforaciones con una inversión que superará los 40 millones de dólares.

Farina explicó que “en el caso de Campo Durán, vamos a atravesar la formación productiva Tupambi, que en la parte superior es eminentemente gasífera, mientras las inferiores contienen petróleo. En Alto Yariguarenda lo que esperamos encontrar es netamente una producción de petróleo, porque en la formación que vamos a trabajar no se produce gas; en este caso, utilizando las nuevas tecnologías y desde un pozo actual en producción, vamos a hacer perforación horizontal buscando en otra dirección, pero con los mismos objetivos de producción, con una inclinación final de 86 grados”. Como los dos nuevos pozos se perforarán en campos que ya se encuentran en producción desde hace tiempo, “la mayor inversión estará orientada a la perforación misma; las instalaciones sobre superficie que se utilizarán una vez finalizada esta etapa serán prácticamente las mismas, salvo algunas cañerías que servirán para llevar el producto desde los nuevos pozos hasta la planta de tratamiento”, explicó, a su vez, Méndez. Ambos ejecutivos coincidieron en que en Alto Yariguarenda, una zona que forma parte de las denominadas Serranías de Tartagal, los caminos de acceso serán los mismo que ya se utilizan en el pozo en producción para causar la menor afectación medioambiental.

Profesionales de la UNSa

Sobre el recurso humano que se requiere para encarar grandes proyectos como los que comenzarán a partir de enero, Farina hizo especial hincapié “en lo que llamamos nuestro semillero de profesionales, gran parte egresados de la UNSa de la carrera de Perforación que se dicta en Tartagal. En el caso del área a mi cargo puedo decir que un 30 por ciento del personal es egresado de esta casa de estudios y está distribuido en distintas áreas operativas de la compañía como México, Ecuador, Estados Unidos, Colombia y Comodoro Rivadavia. Se trata de técnicos en perforación, muchos de los cuales están cursando la carrera superior para obtener el título de ingenieros, porque eso les abre muchas más posibilidades laborales. El recurso humano de la UNSa nos ha dado muy buenos resultados y, de hecho, para encarar este nuevo proyecto estamos entrevistando a jóvenes a quienes queremos incluir en esta compañía. Es notable no solo el nivel académico sino la actitud, el empuje que tienen los profesionales de la universidad. De hecho, lo que hacemos es brindarle toda la capacitación para complementar el conocimiento que traen desde la universidad”.

Méndez, por su parte, explicó que “en base a un convenio marco con Techint somos la única empresa de la zona donde los estudiantes realizan pasantías para obtener el título de ingenieros en perforación, en algunos casos contando con la tutoría de profesionales de la compañía”.

Fuente: SM
Imprimir
Enviar por e-mail



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.