27-06-2013 | POLITICA | RELEVOS

Milani es el nuevo jefe del Ejército

César Milani, hombre de confianza de la ex ministra Nilda Garré, reemplazará al teniente general Luis Alberto Pozzi.

Vinculado a Garré, Milani, secundaba a Pozzi
Vinculado a Garré, Milani, secundaba a Pozzi

Gobierno relevó ayer a la cúpula militar y nombró jefe del Ejército al general César Milani, que condujo en los últimos años el área de inteligencia y mantiene estrechos lazos con la ex ministra Nilda Garré. No sólo reemplazará al teniente general Luis Alberto Pozzi, sino que se convertirá también en el hombre fuerte de las Fuerzas Armadas, ya que un subordinado suyo, el general Luis María Carena, pasará a conducir el Estado Mayor Conjunto.

Los cambios se extienden a la Armada y a la Fuerza Aérea, y fueron anunciados anoche por el ministro de Defensa, Agustín Rossi, aunque fuentes del Gobierno dejaron trascender que el recambio era analizado desde hacía varias semanas por el secretario de Legal y Técnica de la Presidencia, Carlos Zannini.
Tanto Milani como Carena se especializaron en el área de inteligencia y tejieron vínculos con la Secretaría de Inteligencia (ex SIDE) y con el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que conduce Horacio Verbitsky y que ha influido en la definición de los ascensos militares en los últimos años.

El nuevo jefe de la Armada será el contralmirante Gastón Fernando Erice, que reemplazará al almirante Daniel Alberto Martin, que había asumido en medio del prolongado conflicto por la Fragata Libertad. En la Fuerza Aérea dejará su cargo el brigadier general Normando Costantino y asumirá el brigadier mayor Mario Miguel Callejo, ex combatiente de Malvinas.
Con el nombramiento del general Carena, el Ejército recuperará después de diez años la conducción del Estado Mayor Conjunto, que hasta 2003 estuvo en manos del teniente general Juan Carlos Mugnolo. Ese año, Néstor Kirchner designó al brigadier general Jorge Alberto Chevalier, que se mantuvo hasta ayer.

Rossi anunció los relevos tres semanas después de su asunción, pese a que el día de su jura, en la Casa Rosada, había declarado que no se esperaban cambios en las Fuerzas Armadas.
El ascenso de Milani, que fortaleció su posición en el Ejército durante los cinco años en que Garré condujo el Ministerio de Defensa, generó fuerte impacto entre los oficiales de la fuerza. En el ámbito castrense había trascendido su mala relación con el teniente general Pozzi y, según se pudo saber, el ex ministro Arturo Puricelli había intentado infructuosamente su relevo.

Formado en el arma de ingenieros y especializado en la tarea de inteligencia, Milani fue promovido como subjefe de la fuerza en diciembre de 2010 y retuvo en sus propias manos la dirección de inteligencia, un área considerada estratégica para el Gobierno. Tuvo cortocircuitos, incluso, con el área de inteligencia estratégica militar del Ministerio de Defensa, cuya titular, María Lourdes Puente Olivera, debió dejar su cargo cuando estalló el conflicto con Ghana.
En noviembre pasado, el propio Puricelli denunció ante el juez Norberto Oyarbide la existencia de irregularidades en compras directas, sin licitación, por parte del Ejército en el Mercado Central, lo que salpicaba a Milani, que tenía bajo su mando el área de intendencia. A raíz de otra denuncia del diputado Federico Pinedo (Pro), la Justicia comenzó a investigar el supuesto pago con facturas truchas por $ 150 millones en el Mercado Central. También se dejó trascender durante la gestión de Puricelli que Milani había participado en 1976 en el Operativo Independencia, con el que el Ejército combatió a la guerrilla en Tucumán. En ese tiempo, tenía 22 años y era subteniente.

Nacido en Córdoba, el nuevo jefe del Ejército egresó del Colegio Militar en diciembre de 1975. Fue el número 63 en su promoción, en una camada en la que había sobresalido el general Hernán Prieto Alemandi, pasado a retiro obligatorio por Cristina Kirchner en febrero de 2010, luego de que trascendiera una reunión con el entonces vicepresidente Julio Cobos. Ese alejamiento reavivó sospechas de espionaje interno, en momentos en que Milani ya se desempeñaba como jefe de inteligencia.
Fuentes castrenses recordaban ayer que el área de inteligencia militar estaba destinada históricamente a prevenir hipótesis de conflictos. Luego se desvirtuaron sus objetivos y se la empleó en la lucha contra el terrorismo y, en los últimos años, se consolidó como un instrumento vinculado al espionaje político e interno. No se recuerda, desde la recuperación de la democracia, que el Ejército fuera conducido por un hombre de esa especialidad.

Los cambios
El general de brigada Carena conducirá el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, pese a tener un grado inferior y menos antigüedad que el jefe de su propia fuerza. Actualmente es director general de Material, que tiene su sede en el regimiento Patricios, y anteriormente condujo el área de Remonta y Veterinaria, que se ocupa de la administración y explotación de los bienes que el Estado pone en manos del Ejército.
Fuentes castrenses indicaron que el nuevo jefe del Estado Mayor tiene una relación cercana con Zannini y desde hacía tiempo se lo mencionaba como posible candidato a un alto cargo militar.

El recambio en la Armada, conducida por el almirante Martin desde el escándalo de la Fragata Libertad, era esperado puertas adentro de la fuerza naval. Sostenido por Puricelli, su nombramiento como jefe luego de la renuncia del almirante Carlos Paz, en octubre de 2012, se prolongó hasta enero último, una vez que la Fragata llegó al país. Los sucesivos escándalos, como el hundimiento de un barco en la propia Base Naval de Puerto Belgrano, sumados al alejamiento de Puricelli, sellaron su suerte. El contralmirante Erice, su sucesor, prestó servicios en el crucero General Belgrano. Tiene 57 años y el año pasado fue comandante de operaciones navales.
En la Fuerza Aérea, el brigadier Costantino será reemplazado por el brigadier Callejo y se alejará de la conducción después de siete años.

 

Fuente: Sin Mordaza
Imprimir
Enviar por e-mail



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.